Fútbol y Política

Miércoles, 22 febrero, 2017 9:24PM

Cuando vemos frecuentemente las idas y vueltas del gobierno de Macri, respecto de algunos temas, se me viene a la memoria una polémica frase de Sanfilippo, luego de la histórica goleada por 5 a 0 que nos hizo Colombia en el Monumental en el año 1993. Dirigiéndose en vivo y en directo en un programa de televisión al arquero Sergio Goycochea le dijo: “Pibe, te comiste todos los amagues” . Me parece que en el equipo de gobierno, algunos “se comen todos los amagues”, y los goles se los hacen a Macri, quien tiene que salir después a dar explicaciones.
En la final del mundial de fútbol de 1950 en Brasil, en el que todo el mundo lo daba por ganador al local frente a Uruguay, luego de que Brasil hiciera su primer y único gol, el capitán del equipo uruguayo Obdulio Varela, agarró la pelota y se fue caminando lentamente hacia la mitad de la cancha para reiniciar el partido, como una forma de tranquilizar y dar ánimo a sus compañeros, hasta que se calmara la euforia de los brasileños que ya daban por ganado el partido.Como todos saben terminó ganando Uruguay por 2 a 1 en una inolvidable epopeya futbolística.
Creo que Macri tendría que pararse en el centro de la cancha, como hizo el capitán uruguayo, observar bien todo panorama, analizar los errores que vienen cometiendo él y sus colaboradores, realizar los cambios que sea necesarios y estar atento en todo momento para evitar que se produzcan esos recurrentes errores, acordándose siempre de que “es mejor prevenir que curar”.