DISCURSOS EN EL SENADO DE LA NACIÓN

DISCURSOS EN EL SENADO DE LA NACION EDUARDO MENEM

PRÓLOGODERECHOS HUMANOSDERECHOS SOCIALESRELACIONES INTERNACIONALESREFORMA DEL ESTADO Y SUS INSTITUCIONESASUNTOS CONSTITUCIONALESASUNTOS PENALESASUNTOS CIVILES Y COMERCIALESASUNTOS ECONÓMICOSEDUCACIÓN Y CULTURAINFORMES DE LOS JEFES DE GABINETE DE MINISTROSACUERDOSMALVINASJUICIOS POLÍTICOSCUESTIONES REGLAMENTARIASCUESTIONES DE PRIVILEGIOSASUNTOS VARIOSHOMENAJES

Prólogo

La decisión de publicar la versión taquigráfica oficial de algunos de los discursos que pronuncié en el Senado de la Nación durante los 22 años en que me desempeñé en ese cuerpo en representación de la Provincia de La Rioja, como así también en la Convención Nacional Constituyente que reformó la Constitución Nacional en el año 1994, tiene como finalidad realizar un aporte histórico al conocimiento de los asuntos que se debatieron en esos cuerpos legislativos desde el retorno de la democracia en 1983 hasta la finalización de mi mandato como Senador Nacional en el año 2005.
Además de representar a mi Provincia lo hice siempre desde mi condición de integrante del Partido Justicialista, razón por la cual me correspondió desempeñar mis funciones desde la oposición y desde el oficialismo, según fuera el signo político gobernante. Así en el periodo 1983-1989 en el que gobernó el radicalismo con el Presidente Raúl Alfonsín, fuimos oposición con la bancada justicialista. Desde 1989 a 1999 fuimos oficialistas con el Gobierno del Presidente Carlos Menem. Volvimos a la oposición en 1999-2001 con el gobierno de la Alianza presidida por Fernando de la Rúa. Durante la transición del Presidente Eduardo Duhalde, lo acompañamos desde el justicialismo. Finalmente entre 2003-2005 si bien asumió el Presidente Néstor Kirchner, surgido del justicialismo, lo hizo con una impronta transversalista, denominada Frente para la Victoria, muy distante de mis convicciones y de mi concepción de la política, por lo que sin abandonar el justicialismo, me opuse a los proyectos y acciones que no coincidían con mis ideas.
Pero por arriba de la pertenencia partidaria que me colocaba a veces en la oposición y otras en el oficialismo, siempre tuve como guía fundamental para fijar mis posiciones en los debates y en las votaciones, la defensa del interés nacional y el de mis representados, con los que tenía la obligación moral de honrar el mandato que me habían conferido. Mis intervenciones en los importantes debates en los que tuve la oportunidad de participar, fueron precedidas de una preparación y de un estudio profundo, porque mi propósito, desde el mismo momento que ocupé la banca senatorial, fue el de ser no solamente un protagonista activo de la vida parlamentaria, sino también hacerlo con la máxima responsabilidad y jerarquía que merecía la representación del pueblo que me eligió y la circunstancia de integrar uno de los cuerpos fundamentales de la República.
Precisamente el estudio previo y profundo de todos los asuntos que se debatían en las sesiones, me posibilitaron observar uno de los principios del Derecho Procesal Parlamentario, que es el de la oralidad, recurriendo sólo a la lectura para citas doctrinarias, jurisprudenciales, o de textos legales. Siempre consideré que una de las causas que provocan la mediocridad y la monotonía de las sesiones parlamentarias, es la lectura de los discursos, lo que pese a estar prohibida por los Reglamentos, no siempre es respetada. En todo caso siempre está a disposición de los legisladores que, por distintos motivos prefieren leer sus discursos preparados de antemano, pedir directamente la inserción de los mismos en el diario de sesiones. Aunque también se suele utilizar este recurso cuando se quiere acortar la duración de las mismas para obtener una más rápida decisión sobre el asunto en tratamiento.
En cuanto al orden en que están colocados los discursos, opté por separarlos de acuerdo a la naturaleza de los asuntos en debate, para facilitar la búsqueda de acuerdo al interés de quien desee consultarlos. Por ese motivo no fueron ordenados cronológicamente en general, aunque si lo están de ese modo en cada uno de los capítulos. Por cierto que a veces la selección por temas resulta relativa porque durante el debate suelen filtrarse cuestiones de otra naturaleza, generalmente por razones políticas o ideológicas. En muchos de los discursos se incluyen algunas interrupciones motivadas por pedidos de aclaración o por réplicas de otros legisladores, a los fines de que se puedan comprender o interpretar mejor las posiciones y argumentos sostenidos en cada asunto por el expositor.

Proyecto de ley aprobando el Tratado de Paz y Amistad con Chile, referido al conflicto sobre el Canal de Beagle (13 y 14 de marzo de 1984)

Proyecto de declaración de repudio de la agresión militar de EEUU a Libia (21 de mayo de 1986)

Proyecto de ley sobre líneas de base y delimitación de los espacios marítimos (5 de septiembre de 1990)

Proyecto de ley aprobando la Constitución del Mercosur (24 y 25 de julio de 1991)

Discurso como Presidente de la Asamblea Legislativa en ocasión de la visita oficial de la Presidenta de Nicaragua, Violeta Barrios de Chamorro, (26 de marzo de 1992)

Proyecto de ley aprobando el Tratado de Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (24 de marzo de 1993)

Proyecto de ley aprobando el Tratado de no Proliferación Nuclear (30 de noviembre de 1994)

Proyecto de ley aprobando la Convención sobre Derechos del Mar (31 de mayo de 1995)

Proyecto de declaración repudiando la reanudación de pruebas nucleares por parte de Francia en el Pacífico Sur (30 de agosto de 1995)

Proyecto de declaración repudiando la sanción por Estados Unidos de la Ley de Solidaridad con la Libertad y la Democracia CubanaEnmienda Helms-Burton (19 de junio de 1996)

Proyecto de ley aprobando la Convención Interamericana contra la Corrupción (4 de diciembre de 1996)

Proyecto de ley limitando la aplicación extraterritorial de leyes extranjeras-Enmienda Helms-Burton-Cuba (11 de diciembre de 1996)

Proyecto de comunicación sobre minas antipersonal (20 de agosto de 1997)

Proyecto de ley aprobando el Tratado de Cooperación sobre Patentes (16 de septiembre de 1998)

Proyecto de ley aprobando el Tratado para la construcción del puente Buenos Aires-Colonia (9 de diciembre de 1998)

Proyecto de ley aprobando el Tratado de Límites con Chile sobre Hielos Continentales (2 y 3 de junio de 1999)

Proyecto de ley aprobando la Convención sobre Prohibición de Minas Antipersonal (23 de junio de 1999)

Proyecto de ley aprobando el Tratado sobre Control de Fronteras con Chile (15 de septiembre de 1999)

Proyecto de ley aprobando el Tratado de Complementación Minera con Chile (24 de noviembre de 1999)

Proyecto de ley aprobando el Convenio con Australia sobre la instalación de un reactor nuclear (7 de noviembre de 2001)

Proyecto de declaración sobre el conflicto árabe-israelí (29 de agosto e 1990)

Proyecto de ley aprobando el Protocolo de Olivos para solucionar las controversias en el Mercosur (1 de agosto de 2002)

Proyecto de ley aprobando el Protocolo Adicional al Convenio de Cooperación con Brasil en la aplicación de ciencias y tecnologías espaciales (18 de agosto de 2002)

Proyecto de ley aprobando el Acuerdo con la Comisión Preparatoria de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (6 de agosto de 2003)

Proyecto de ley sobre Patentes de Invención y Modelos de Utilidad (17 de septiembre de 2003)

Informe sobre la Conferencia de la Unión Interparlamentaria (28 de abril de 2004)

Proyecto de declaración sobre el bloqueo económico a Cuba (4 de mayo de 2005)